martes, 18 de julio de 2017

Cuando el amor se acaba

Cuando el amor se acaba:

Me despierto a alguna hora rebuscando entre cajones,
como una sonámbula funambulista que cabalga sus entrañas.
Cuánto pesan las pestañas me pregunto cada noche,
porque ganan la batalla y siempre caigo adormecida.

Indiferentes a mi mundo giran las naves nodrizas
en una bóveda celeste disparada a quemarropa,
diría tatuada en una piel que se hace inmensa;
un vacío en cada poro sangra sal a borbotones.
Abducen mis verdades, mi razón, mi disciplina,
me desnudan, me ahogan, degollan mi alma triturada,
desprecian las mentiras repetidas al reflejo,
me asfixia la desidia en un hogar que viene grande.


Hundo el rostro entristecido entre plumas y cartones,
vinos y sabores, esclavos y mentores.
Quién inunda medio cuerpo cuando cesa la energía,
quién repara medio alma si no existe garantía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario